Ladrillos, inversión segura

construcción-inversiónSegún Pedro E. Brandi, presidente del Grupo Construya, «el sector de la construcción está preparado para ser uno de los motores de reactivación de la economía argentina.»


Las últimas mediciones indican que -a partir de marzo y en forma continua- se fue reduciendo la caída acumulada en la venta de los principales productos referentes del sector y se ve una ligera recuperación, debido a una reactivación de los niveles de demanda.

Sin lugar a dudas la existencia y el acceso a líneas de crédito ayudan a la dinamización del sector, con su consecuente efecto multiplicador en otros sectores económicos. Pero históricamente y en comparación con otros países, en la Argentina, tanto la compra como la construcción de viviendas, se han hecho por acumulación de ahorros ante la carencia de una continuidad en la disponibilidad de créditos, especialmente hipotecarios.

Existe una serie de consideraciones a tener en cuenta para analizar seriamente la inversión en el rubro de la construcción en nuestro país. Entre ellas el valor de los terrenos, los costos de los materiales, las variaciones en el valor de nuestra moneda de ahorro (dólar), el costo de la mano de obra y otras.

Creemos que actualmente es un buen momento para invertir en ‘ladrillos‘ dada la situación de las variables mencionadas. Además podemos afirmar que la inversión en inmuebles, en nuestro país especialmente, es rentable y segura en el tiempo.

Si se establece una comparación de los rendimientos acumulados en distintas alternativas de inversión en nuestro país tales como acciones, plazos fijos en pesos, inmuebles o ahorro en dólares-billete desde 1995 hasta la actualidad, los rendimientos (en dólares, acumulados, medidos en términos reales) de inversión en inmuebles superan los rendimientos de las demás alternativas.

Por tal motivo, quienes poseen ahorros disponibles deben considerar seriamente la opción de mantener una porción de su portfolio en ‘ladrillos’ como una buena alternativa de inversión, independientemente de los rendimientos de corto plazo.

Las empresas líderes en el sector de la producción de materiales para la construcción debemos trabajar y colaborar mutuamente para incentivar en nuestro país la reactivación del sector y, además, fomentar la cultura de la calidad en nuestra industria, asumiendo el compromiso de sostener los más altos estándares de normas nacionales e internacionales.

Todo ello sin olvidar nuestro rol de empresas socialmente responsables a través de la generación de distintas herramientas de respaldo y servicio destinados a distribuidores, profesionales y empresarios de la construcción para lograr mayor productividad, profesionalismo y calidad.

Por otra parte, una mejora en la calidad de los materiales utilizados, como en la calidad de la mano de obra, constituye un valor agregado de los inmuebles construidos.

Actualmente hay una demanda creciente para este tipo de inmuebles ya que les permite posicionarse mejor en el momento de su venta, asegurando al vendedor una mayor rapidez y rentabilidad en la concreción de la operación y, al comprador, una mayor seguridad.

Pedro E. Brandi para El Cronista.